Menu

Un poco de historia…

Una casa, lejos de la ciudad, para el descanso físico y espiritual de las Hermanas y la educación en la fe de los niños del barrio”…Esta fue la primera intención del Sr. Benedicto Bianchi, que conocía a las Religiosas Hijas de San José, por frecuentar el Hospital Fiorito en Avellaneda, lugar donde éstas llevaban ya unos años prestando su servicio. En la búsqueda de terrenos y fincas por la zona sur, descubrieron este generoso espacio, que fue adquirido por este señor en el año 1944. Las Hermanas venían desde Avellaneda los fines de semana, para ‘descansar’ y ofrecer formación cristiana a los niños de la zona. Pero pronto, los padres requirieron algo más que catequesis…pedían ‘instrucción escolar’ y acompañamiento en la fe…Así que, desde la inquietud de los propios vecinos, la idea original ya estaba superada y suponía, de parte de la Congregación, asumir esta nueva tarea como una nueva fundación, además de las dos presencias que ya tenía por entonces en Argentina: en el pueblo de Rauch, desde 1927 y, como ya dijimos, en Avellaneda desde 1932.

¿Quiénes son las Hijas de San José? Una Congregación religiosa fundada en Gerona (España), año 1875, por un sacerdote jesuita, el p. Francisco Javier Butiñá, cuya Causa de Beatificación está en curso. Dios regaló a la Iglesia un nuevo carisma cuando inspiró a Butiñá una manera concreta de vivir el seguimiento de Jesús, el Obrero de Nazaret, que se encarna en la historia, en un pueblo; que vive en familia y trabaja en tareas humildes y comunes, aprendiendo de José y de María, dignificando así el trabajo humano y la vida de familia. La misión de la Congregación es la evangelización del mundo trabajador pobre, especialmente de la mujer, al estilo de este primer Taller de Nazaret: servicio y alabanza, consagración y misión en el trabajo, en la realidad de cada día, junto a los trabajadores, en clima de fraternidad y alegría. Se puede ampliar esta información a través de la web: www.hijasdesanjose.org

Los primeros pasos…Este impulso misionero que trajo a las Hermanas ‘josefinas’ y a tantas otras religiosas, religiosos y laicos hasta estas latitudes, hizo que, sorteando dificultades, la Congregación aceptara un nuevo desafío instalándose en Burzaco, no ya con las Hermanas que venían los fines de semana desde Avellaneda, sino con otras, preparadas para la enseñanza. Y empezó el Colegio San José.

En unos salones precarios que, por entonces, estaban en el fondo de la finca, las Hermanas inician esta tarea educativa con tres grupos de 1er. año. Era el mes de marzo de 1947 y en septiembre obtienen ya la autorización para ese nivel. El trabajo y la demanda crecen más rápido que las posibilidades edilicias. Entonces hubo que pensar en un proyecto de local para ese fin, ya que el terreno contaba con una casa en el centro del predio y los salones ya señalados. En 1950 estaba completo el ciclo primario y en 1962, abría sus puertas el nivel secundario, nivel que obtuvo la aprobación definitiva en 1963. Las primeras generaciones de alumnas egresaban del Bachillerato con el título de Magisterio, opción que finalizó en 1970, por modificación de planes educativos.

Hoy…A lo largo de tantos años, el Colegio va siendo testigo de la vida del pueblo, del crecimiento de tantos hombres y mujeres que han pasado por nuestra historia y que han dejado también su huella. Algunos vuelven trayendo a sus hijos…o a sus nietos! Otros, como agentes activos del proyecto educativo que un día recibieron. Nos alegramos por tanta vida tejida en el camino, por la entrega y testimonio de las Hermanas, por la vida que hoy continuamos compartiendo, abiertos a la comunidad eclesial, a nuestros vecinos, a los que necesitan gestos y signos de una iglesia que quiere ser, cada día, más abierta, solidaria y anunciadora de un Dios encarnado, no lejano, cercano y al alcance de todos. Esa cercanía de Dios es Jesús de Nazaret, quien hace el camino con nosotros día a día y nos muestra que es posible hacer de nuestra tarea educativa un servicio a Dios y a los demás, y que, si nos lo proponemos, podemos hacer de nuestro ambiente laboral un espacio donde todos podamos ayudarnos a crecer y a trabajar con alegría. A todos los docentes, colaboradores, alumnos, familias, amigos…que forman parte de esta comunidad educativa, y también a vos que te acercas por primera vez a ella, te invitamos a continuar la historia en el hoy concreto, conociendo nuestro Proyecto Educativo y otros aspectos de nuestra Institución, que encontrarás en esta página.

¡Bien venido, bien venida!

Más en esta categoría: Entidad Titular »
volver arriba

Estadisticas

Usuarios en Linea

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea